NEPAL SONRÍE

A unos 90 kilómetros al sur de Katmandú, en una aldea escondida entre los arrozales, la ONG española Nepal Sonríe está construyendo una escuela infantil para las familias con menos recursos de la zona. Gracias a este proyecto, los niños tienen aseguradas tres comidas diarias y un montón de actividades lúdicas y educativas, mientras sus padres salen a trabajar en el campo. Deepesh, Sostika, Rupesh, Bibek, Rochana, Rodha y Aarati son los primeros en disfrutar de este servicio, que sin duda contribuirá no solo a su educación sino también al desarrollo económico de la comunidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone