ISLAS GRIEGAS

En Mykonos y Santorini, hay niños que tocan el acordeón en la calle, buscando la sombra en las horas más difíciles, para que los turistas europeos, embadurnados en protección solar, les den algo de lo que no se han gastado en joyas y vestidos blancos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone