El diccionario de oscuras tristezas… ¡Maldita koinofobia!

con 2 comentarios

Los neologismos suelen construirse a lo largo de muchos años, cuando las modas cambian unos términos por otros o aparecen cosas nuevas a las que hay que bautizar. Ahora, sin embargo, cualquiera puede encargar una palabra para referirse a alguno de esos sentimientos que todos conocemos pero a los que nadie ha puesto nombre. El editor norteamericano John Koening ha inventado más de un centenar, a petición de sus lectores, que se van sumando al Diccionario de las Oscuras Tristezas. Probablemente nunca serán válidos para la RAE, pero a mí me encantaría que, en un futuro próximo, todo el mundo me comprendiera al decir: “¡Maldita koinofobia!”

 

Koinofobia

Mientras sucede, tu vida parece épica, impredecible. Pero cuando adquieres cierta distancia y empiezas a analizar aquello que considerabas bello e increíble, te das cuenta de que eres una persona normal, en un lugar normal, haciendo cosas normales. Del griego koinos, que significa común, y el sufijo fobia, que significa miedo. En definitiva, el miedo a vivir una vida ordinaria.

 

 

Sonder

Darse cuenta de que cualquier transeúnte aleatorio está viviendo una vida tan real y compleja como la tuya, con sus propias ambiciones, rutinas, preocupaciones y locuras, con una historia que continúa invisible a tu alrededor mezclándose con otras miles de vidas que tú nunca sabrás que existen, y en las que podrías cruzarte quizá solo una vez.

 

 

Vemöladen

La frustración de fotografiar algo increíble cuando sabes que ya existen miles de imágenes idénticas: el mismo atardecer, la misma cascada, el mismo monumento… Tener miedo a que todo se haya hecho ya, y a que eso convierta cualquier experiencia única en algo vulgar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

2 Comentarios

  1. Rubén
    | Responder

    ¡Muy interesante! Poniéndonos finos recuerda al poema de Ozymandias, pero mucho mejor la frase que le dice Homer Simpson a Bart: “Por muy bien que hagas algo, siempre habrá un millón de personas que lo harán mucho mejor que tú”.

    • Patricia
      | Responder

      En cuestiones filosóficas, los Simpson suelen ser mi primera referencia 🙂

Dejar un comentario